El domingo 30 de noviembre, Félix Albo prenderá las luces en La Querida, recorrerá las cuatro esquinas de la casa, abrirá la jaula de los pájaros, mirará en el interior de los espejos, revolverá en armarios y maletas buscando el rastro y el latido de las historias, desvelará secretos, besos y gritos y pondrá las cacerolas al fuego. Y, una vez que Félix se pone el mandil “de andar por casa” y se mete en la cocina, todo puede suceder en La Querida.
No te lo pierdas, porque no queremos luego tener llorones por las esquinas.